top of page
PP_LogoP-01.png
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de YouTube
logo blanco prensa polo.png
  • Foto del escritorjavigenoni

Santiago Moyano: "Salir campeón con mi hijo y mis alumnos en Palermo es una experiencia única"


Días atrás, se jugó en Palermo la Copa de Oro Mar del Plata la cual decretó como nuevo campeón a Los Pétalos luego de una ajustada final que terminó 6 1/2 a 6. El equipo vencedor llegó a la Catedral del Polo desde 25 de Mayo, una localidad ubicada a unos 250kms de Buenos Aires y en esta oportunidad conocemos un poco más de su historia.


Desde PrensaPolo.com tuvimos la posibilidad de dialogar con Santiago Moyano, quien además de ser jugador es el fundador del club que supo imponerse en Palermo. Santiago tiene una vida ligada al polo desde pequeño y nos comentó sus sensaciones tras salir campeón en un día inolvidable ya que lo hizo junto a su hijo menor Salvador y con un equipo compuesto por alumnos de su escuela.

Sin dudas una jornada que quedará grabada a fuego para Santiago siendo campeón en Palermo con su hijo como compañero y con chicos que supo formar como docente. Más que satisfactoria la experiencia la cual cerró de modo espectacular al sacar manta a la mejor yegua de la final con una de sus monta.


Santiago fue profesional durante muchos años en Estados Unidos y en Europa, la mayor parte de su carrera pasó por España donde se instaló por más de 15 años en Sotogrande jugando también en Barcelona, Madrid y Sevilla. Ahora, ya con casi 53 años dedica su tiempo mayormente a la enseñanza y la cría de caballos en 25 de Mayo.

Primero que nada ¿Qué sentís al ganar en Palermo? ¿Aunque no es la primera vez, qué significa ganar en un lugar tan emblemático?


La vedad que tremendo haber podido ganar en Palermo. Ya son varias la veces que tuve la suerte de llegar a jugar alguna final, ya sea en la cancha 1 como en la 2 y es lo máximo para un polista de cualquier hándicap, desde los diez goles que son nuestros ídolos de toda la vida y con quienes hemos trabajo ensillando en el palenque o hemos ido de espectadores y poder ir a jugar una final a la Catedral del Polo es hermoso. Y encima ganarlo con uno de mis hijos y con mis alumnos de mi escuela de Los Pétalos para mí es lo más. Te diría que no puedo pedir más, es un sueño hecho realidad, me considero un afortunado de la vida.


Imagino que al hacerlo junto a tu hijo tiene un sabor especial ¿Qué te genera jugar con ellos?

Jugué durante 30 años como profesional por todo el mundo, Estados Unidos, Europa mayormente en España en Sotogrande, Madrid, Barcelona y Sevilla durante muchos años. Jugué en Inglaterra con mi hijo más grande, Santiago, donde pudimos ganar jugando juntos, pero no en Palermo. Él jugó en Palermo y ganó con otros equipos con amigos que lo han invitado y equipos que hemos armado acá de 25 de Mayo del club Los Pétalos, pero nunca había jugado y ganado en Palermo con alguno de mis hijos. Es una experiencia única que no tiene precio, es un regalo del cielo.

¿Sacar manta siendo criador es como el cierre perfecto para el título conseguido?

Sí, tuvimos la posibilidad de sacar manta de mejor yegua con Rumbera que jugó segundo y cuarto chukker. Tengo una cría chica de cuatro o cinco yeguas, esta no es nacida acá en Los Pétalos, es una yegua que compré con dos años y medio, fue domada, hecha de polo y jugada por mi hijo Santiago durante toda la temporada grande en Cañuelas y en Pilar y ahora la estoy jugando yo. Es otro sueño cumplido, una yegua hecha por uno mismo y poder jugar dos chukkers en Palermo y a la vez, sacar manta como la mejor yegua de la final para mí es el combo completo.


Llegaron desde 25 de Mayo a Palermo ¿Cómo fue ese camino para llegar a la final?

Los Pétalos es mí club y mí escuela acá en 25 de Mayo, fuimos invitados muy gentilmente por la gente de Mar del Plata. En un principio se iba a jugar la clasificación en Mar del Plata y las finales en Palermo, como fue todo a último momento y no daban las fechas, directamente fuimos ocho equipos a jugar las finales a Palermo. Se jugaron las finales derecho porque no daban los tiempos para jugar una clasificación previa en Mar del Plata, que es la idea de los organizadores para el próximo año, donde esteremos presentes si todo anda bien. Nosotros jugamos una de las copas principales que era la Copa de Oro Mar del Plata y que fue la que terminamos ganando.

¿Cómo fue el armado del equipo?

Cuando nos invitan desde Mar del Plata para esta participación estábamos de vacaciones con mí familia en Brasil y la verdad que faltaba muy poco tiempo. En principio dije que no porque venia con una lesión en el hombro que todavía no tenia el alta medica y que recién el 10 de febrero voy a tener, así que jugué infiltrado y con antinflamatorios. Gracias a Dios pude aguantar casi todos los chukkers, me bajé en el último de la final donde entro Segundo Aliani de suplente, que es mí alumno y lo hizo muy bien. Estuvo a la altura y lo hizo casi hasta mejor que yo. La propuesta la pensé, me volvieron a llamar y decidí por armar un equipo con toda gente de Los Pétalos y con uno de mis hijos, o sea que fue un equipo puramente de Los Pétalos con mi hijo menor Salvador y con mis tres alumnos Bautista Marelli y Juan Marré de titulares y Segundo Aliani de suplente, todos chicos que se iniciaron de cero en el polo junto a mí en mí escuela. Es otro orgullo enorme, que me da muchas ganas y fuerza para seguir con todo esto, con este proyecto.

¿Qué torneos juega Los Pétalos?

En esta temporada de verano que estamos transitando tenemos las copas de Carnaval y Semana Santa tanto en el club Fortín Mulita de 25 de Mayo como en Los Pétalos con torneos de menores, mixtos, femeninos y de mayores. La idea es ir a participar a Cañuelas a Puesto Viejo y algún otro torneo donde nos coincidan las fechas y en donde nos inviten. Quizás Coronel Suarez puede ser uno de los destinos para ir a jugar algún torneo. La temporada nuestra finaliza a fines de abril mediados de mayo que es donde normalmente comenzamos a viajar a Europa o Estados Unidos.

¿Cuándo y cómo nace Los Pétalos?

Los Pétalos nació hace 15 años, fue una idea mía, en ese momento vivía casi todo el año en España donde jugaba diez meses al año, tenía varios patrones españoles y venía a Argentina solo a visitar a mí familia. En uno de esos viajes hice la inversión y compré una quinta que está a 3km del centro de la ciudad. De a poco lo fui armando, empecé a comprar caballos, hice una cancha pequeña, después pude hacer una cancha reglamentaria y entablarla y así empezar a sumar alumnos. Desde que arrancamos hace unos 15 años pasaron muchos alumnos y clientes que vienen de Europa, de Inglaterra, Holanda, España, Francia y otros lugares. Hoy somos más o menos somos 100 personas las que jugamos todo el año acá en Los Pétalos, 55 o 60 alumnos menores y 35 o 40 mayores. Para mí es un placer y un orgullo poder disfrutarlo día a día.

Tienen una escuela de Polo donde das clases. Contanos de qué se trata y qué significa para vos poder formar a los más jóvenes.

Para mí es un placer tener la escuelita, arrancamos con chicos desde los 5 años con equitación para que aprendan a montar a caballo, con el paso del tiempo el que quiere puede agarrar un taco y practicar algo de polo y así ir creciendo hasta llegar como lo hicieron estos chicos que con 17 o 18 años jugaron una final en Palermo. Para mí eso no tiene precio. Me encanta apostar por la juventud. También tengo una escuela de petiseros que está apoyada por el municipio de 25 de Mayo donde tratamos de formar gente para que no solo puedan jugar, sino también, puedan trabajar y vivir del cuidado de los caballos. Hay muchos chicos trabajando en Estados Unidos y en Europa que han salido de Los Pétalos. 25 de Mayo es cuna de grandes polistas y petiseros, tenemos a Mariano y Martín Aguerre, a Lucas Criado, a Lucas y Lukin Monteverde, a Nacho Figueras que son nuestros referentes y más que nada de los jóvenes. Soy un apasionado de enseñar a los más chicos tanto el oficio de petisero como de jugadores de polo, es un placer junto con hacer caballos. Ya a mi edad, con casi 53 años, es a lo que más me dedico, ya casi no compito profesionalmente así que mi meta y objetivos están en formar chicos y hacer caballos de polo.

También te dedicas a la cría ¿Cómo es ese trabajo?

Es más que nada para que disfruten mis hijos, Santi y Salvador, que están muy metidos. Ellos están muy en el tema, Santi ya hace tres años que está con Mariano Aguerre con su organización de Los Machitos en Estados Unidos, así que lo apoyo mucho a él al igual que a mi hijo más chico. Trato de ayudarlos con la caballada y con todo lo que les pueda aportar con los años de experiencia que tengo.


Siendo de 25 de Mayo, en el interior de la provincia de Bs As ¿Encuentran dificultades en cuanto a la distancia con capital y diferentes puntos donde el polo tiene más actividad?

Sí, estamos a 250km de Bs As y estamos un poco alejados de donde está todo el movimiento grande que es Pilar principalmente y Cañuelas, pero en la temporada grande llevamos todo a Puesto Viejo, también hemos estado en Los Pingüinos y Hurlingham instalados. Mi hijo va con 8,10 o 12 caballos, se instala y juega toda la temporada ahí. Tratamos de llevar clientes nuestros a jugar algunos torneos y practicas en esos clubes y cuando tenemos algún torneo viajamos. Estamos bastante distantes de ese epicentro pero siempre esforzándonos y sabemos que con sacrificio podemos llegar a cualquier lugar.


En lo personal ¿Cómo llegas al polo y desde cuándo jugas?

Nací entre los caballos de polo, mi padre, el Gato Moyano, era petisero del abuelo de Luquitas Monteverde, Don Jorge Davel un apasionado del polo y los caballos a quien agradezco enormemente el apoyo que me dieron siempre desde chico, él siempre me prestó caballos para comenzar a jugar. A la familia Monteverde y a la familia Aguerre también, mi padre al ser petisero no podía montarme y ellos me prestaban caballos. Desde que tengo uso de razón me gusta el polo, creo que a los 4 años ya estaba montando y a los 8 años jugando. Jugué la Copa Potrillos que perdimos en semifinales contra Seba Merlos, Bautista Heguy, todos esos chicos que después fueron 10 de hándicap y unos monstruos. Para mí haber ido desde 25 de Mayo y de 48 equipos haber quedado en tercer o cuarto lugar fue un éxito. Desde ahí fue sin parar, montando, taqueando y aprendiendo cosas hasta el día de hoy. Soy un agradecido a la familia Monteverde, al abuelo de Luquitas, Jorge Davel y a Fernando Monteverde que es donde me inicié de pequeño. Yo arranqué de petisero, Fernando Monteverde me hizo entrar y conocer a Gonzalo y Álvaro Pieres trabajé en su organización a finales de los 80´ en lo que fueron los últimos años de La Espadaña y los primeros años de La Ellerstina, ellos fueron quienes me dieron la posibilidad de los primeros viajes al exterior a Estados Unidos a New York, Florida y Palm Beach, también Bélgica y España . Luego comencé a jugar con Álvaro Pieres y tras algunos años me radiqué en España donde conocí a David Stirling padre que me ayudo muchísimo cuando llegué, fue el primero que me ofreció trabajo y me propuso quedarme. Empezamos por algo tranquilo y terminé quedándome casi 20 años por lo que le estoy muy agradecido. En España tuve la suerte de ganar muchas copas importantes por ejemplo Copa de Bronce, Copa de Plata y Copa de Oro en Sotogrande, Campeón de España Absoluto, Campeón Andalucía, Campeón de Cataluña, Torneo Internacional de Barcelona, Abierto de Puerta de Hierro en Madrid entre otros tantos más.

¿Cómo continúa el 2023 para vos y el equipo?

Vamos a estar jugando todo lo que resta del verano hasta fines de abril donde terminamos la temporada. Hay un receso de invierno que la idea es que los petiseros puedan viajar al exterior, eso ayuda mucho económicamente. De mi parte, con la pandemia dejé de viajar después de 30 años y este 2023 la idea es volver a hacerlo, ya sea a Europa o Estados Unidos hasta septiembre que es donde volvemos a agarrar los caballos y arrancamos la temporada grande en Argentina. La idea es seguir metiéndole, este triunfo nos dio mucha fuerza y motivación tanto a mí como a mis hijos, los alumnos y gente que juega acá en el club. Quiero agradecer a todo el grupo de trabajo, toda gente joven, petiseros que se han formado con nosotros y la motivación es muy grande. Haber sacado manta, haber visto esos caballos jugando en la cancha de Palermo para ellos también es una motivación grande. Queremos seguir trabajando y disfrutando de lo lindo que es el polo de la vida en familia entre amigos y poder vivir de esto. Siempre digo que somos unos privilegiados de la vida.


¿A futuro cuáles los objetivos a cortó y mediano plazo del Club?

La idea es seguir creciendo, el clima cambió mucho hay mucha seca, en verano es cuando más se siente por eso el próximo objetivo es poner riego artificial a la cancha profesional, va a ser un esfuerzo grande pero con la ayuda de los socios, clientes y alumnos sé que lo vamos a lograr. Eso es a donde apuntamos para el próximo verano tenerlo listo y jugar sin que nos afecte tanto este cambio climático que nos afectó mucho últimamente. También seguir apostando a la escuelita, seguir formando jugadores de polos y petiseros, seguir criando caballos y apoyando a mis hijos. Sinceramente como dije anteriormente, me siento un afortunado de la vida, un agradecido a mi familia, a mi esposa Natalia una compañera de fierro que siempre estuvo en los buenos y malos momentos, a mis otros dos hijos Juan Manuel y Paz, a mi padre el Gato Moyano un petisero muy conocido, a mi madre Mabel y a todo el resto de la familia que siempre me apoyaron. No me quiero olvidar de mi hermana María que siempre está, sé que desea lo mejor para mí y sus sobrinos, es una gran persona que quiero mucho y que me apoya desde su lugar. En el mismo sentido, quiero agradecer a Fernando Monteverde y a Gonzalo y Álvaro Pieres quienes fueron muy importantes en mis inicios y a David Stirling padre que me ayudó muchísimo cuando llegué a España.



1 comentario


Invitado
10 feb 2023

FELICITACIONES SANTIAGO. EXCELENTE FAMILIA!!!!

Me gusta
bottom of page